• Las consecuencias de las expropriaciones en América Latina: “Somos chinos, no kamikazes”

    kamikaze

    Argentina está empezando a sentir las consecuencias de la expropiación de Repsol. Después de hacer creer a su población que dicha movida era una cuestión de soberanía y redundaría en beneficios para el país, debe ahora enfrentar el hecho que las cuentas no cierran, como se expone en este articulo del País:

    El pasado martes se cumplieron seis meses desde que la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, anunció la expropiación del 51% de las acciones que Repsol poseía en YPF. Desde entonces, los títulos de YPF en Wall Street han caído a casi la mitad de su valor, las importaciones de combustible entre mayo y agosto crecieron un 35% respecto al mismo periodo de 2011, y la nueva dirección de la empresa ha subido en dos ocasiones el precio de los combustibles. Y el Gobierno aún no ha conseguido que ninguna multinacional extranjera aporte capital a los yacimientos de Vaca Muerta que pretendía explotar Repsol.

    Particularmente difícil ha sido la búsqueda de nuevos inversores extranjeros que hagan posible la anhelada explotación del yacimiento de Vaca Muerta. La reacción de los inversores Chinos de la compañía china Sinopec:

    Pero nadie ha puesto hasta ahora un solo dólar sobre la mesa. Durante un tiempo se creyó que la compañía china Sinopec podía animarse. Pero desde Repsol descartan esa posibilidad. “Hemos tenido esta semana un encuentro en Madrid con varios directivos de Sinopec y nos han dicho que ellos son chinos, pero no kamikazes. Dicen que las condiciones de seguridad jurídica en Argentina no garantizan nada”, dice un portavoz de la petrolera española.

    Leave a comment | Share on Facebook | Share on Twitter

  • last posts

  • Archives

  • Frontières

  • links

  • Paraguay


  •  

    © Design graphique et développement : www.mrcam.fr