• Los sondeos y la victoria de Cartes

    0000525433

    En los últimos días, han aparecido encuestas un tanto contradictorias sobre la próxima elección presidencial: mientras una daba a Horacio Cartes una ventaja de más de 13 puntos, la otra daba un empate técnico entre él y Efraín Alegre.

    Este tipo de situación no es sorprendente y ocurre en todas la campañas electorales, como fue por ejemplo el caso en la reciente elección estadounidense, en la que sondeos daban resultados a veces muy apartados, inclusive colocando a Mitt Romney como el claro ganador. Con este tipo de encuestas, solo teniendo un número bastante grande de encuestas, se podría reducir el margen de incertidumbre, como lo hizo famosamente el blogger del New York Times Nate Silver, quien, utilizando un modelo estadístico, logró predecir exactamente el resultado de los comicios a nivel país y en los 50 estados norte-americanos.

    Ahora, existe otra manera de estimar el resultado de una elección. Consiste en preguntar a las personas sondeadas quien en su opinión va resultar ganador, ante que preguntarles por quien votarían. La diferencia fundamental resulta del hecho que dicha pregunta lleva la gente a dar una respuesta basada en la información que tiene acerca de la gente que le rodea. Es decir, en cierta forma, actúan como si ellos mismos sondeaban unas decenas de personas cada uno, sus familiares y sus amigos, dando mucho más poder a las predicciones. La consecuencia es que dichas encuestas resultan mucho más precisas.

    Esto es el resultado muy interesante que han desarrollado David M. Rothschild, de Yahoo! Research, y Justin Wolfers, de la universidad del Michigan, en un artículo reciente, llamado “Forecasting Elections: Voter Intentions Versus Expectations” (Prediciendo las elecciones: intenciones de los votantes versus sus expectativas).

    Most pollsters base their election projections off questions of voter intentions, which ask “If the election were held today, who would you vote for?” By contrast, we probe the value of questions probing voters’ expectations, which typically ask: “Regardless of who you plan to vote for, who do you think will win the upcoming election?” We demonstrate that polls of voter expectations yield consistently more accurate forecasts than polls of voter intentions. A small-scale structural model reveals that this is because we are polling from a broader information set, and voters respond as if they had polled ten of their friends. This model also provides a rational interpretation for why respondents’ forecasts are correlated with their expectations. We use our structural model to extract accurate election forecasts from non-random samples.

    Esto vuelve los resultados publicados hoy por Ultima Hora mucho más interesantes para los soportes de Horacio Cartes, y mucho más inquietantes para sus adversarios. De hecho, a la pregunta “¿Según su opinión, quién ganará las elecciones del 2013?”, dos encuestas distintas encuentran margenes a favor de Cartes de entre el 15 y el 18%.

    1 Comment | Share on Facebook | Share on Twitter

    • Ernesto

      Lastimosamente en Paraguay hay una sola vuelta en las elecciones. O sea que Cartes tal vez sea electo presidente de todos los paraguayos con aproximadamente el 35% de los votos. Ojala pueda modificarse ese punto de nuestra constitucion nacional. Interesante tu articulo Stéphane.

  • last posts

  • Archives

  • Frontières

  • links

  • Paraguay


  •  

    © Design graphique et développement : www.mrcam.fr