• Michelle Bachelet en Paraguay : elementos de análisis

    En declaraciones al finalizar su visita en Paraguay, la ex presidenta de Chile y ahora Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, Michelle Bachelet, hace hincapié en unos temas claves: aumentar los ingresos fiscales para poder invertir en infraestructura y en áreas sociales (ver artículo de Ultima Hora). Menciona también la necesidad de reducir la mortalidad materna e infantil.

    Detrás de las intenciones, están los desafíos prácticos para avanzar en estos temas. Aquí van unos elementos para poner esto en perspectiva:

    1. En términos de acceso de los hogares a los servicios, la infraestructura paraguaya (estoy hablando de los sectores de electricidad, transporte y agua) es una de las más rezagadas en América Latina. Mirando específicamente el sector agua y saneamiento, las cifras más recientes del Banco Mundial muestran que el acceso a la red de agua es del 86% (pero solo del 66% en zonas rurales). A título de comparación, Argentina, Brasil y Chile alcanzan tasas de cobertura de 96 al 97% (y entre 75 y 84% en zonas rurales). En cuanto a saneamiento, la cobertura alcanza el 70% de la población general (entre 80 y 96% en Argentina, Brasil y Chile) y no más del 40% de la población rural.

    2. El acceso a agua potable tiene una fuerte incidencia en la mortalidad infantil. Un estudio muy famoso de tres colegas economistas muestra que en la década del 90, el aumento de la cobertura de agua potable en la Argentina que resultó de la privatización del servicio en algunas municipalidades (por ejemplo en el grande Buenos Aires, cerca de 500 mil hogares de ingresos bajos o medianos fueron conectados) contribuyó a reducir de manera significativa la mortalidad infantil. La reducción estimada es del 8% en general y del 26% para los hogares más pobres.

    3. En las últimas décadas, la mayoría de los gobiernos de países en desarrollo han tenido grandes dificultades para aumentar su inversión en infraestructura y/o mejorar la eficacia de sus empresas estatales. Paraguay por supuesto no es excepción. De hecho, con una tasa de recaudación impositiva de alrededor del 13,5% del producto interior bruto (la riqueza producida en el país cada año), es unos de los países de la región que menos recauda en términos relativos (el promedio en América del Sur está alrededor del 20%).

    Bajo el mando de Dionisio Borda en el ministerio de Hacienda, se ha logrado pasar de 11,5 % de recaudación en el 2008 a 13,5% en 2010, pero esta cifra sigue siendo ínfima, pues apenas alcanza para pagar gastos corrientes (principalmente sueldos de funcionarios públicos). La culpa la tienen la evasión fiscal y el determinado esfuerzo de los representantes de intereses económicos en el Congreso para, por ejemplo, evitar la adopción del impuesto a la renta personal. Imagínese que el sector agropecuario que genera entre el 25 y el 30% de la riqueza del país, contribuye el 0,3% de los ingresos fiscales!

    4. Es ilusorio pensar que el gobierno pueda hacer algo significativo en aéreas de infraestructura física o social con este nivel de ingresos públicos. Quedan entonces dos caminos (o más realísticamente, un camino que combine estos dos elementos):

    – Aumentar los ingresos fiscales para que el Estado pueda dedicar más fondos a inversiones en infraestructura y salud entre otros. Esto pasa claramente por el levantamiento de las trabas que ponen grupos de intereses económicos.

    – Aceptar que en algunos casos, la inversión privada pueda paliar al sector público en sectores de infraestructura (piénsese por ejemplo en la renovación del aeropuerto de Asunción, en la concesiones de tramos viales claves o en extensiones de la red de agua potable y saneamiento en ciertas ciudades, incluyendo las de tamaño mediano). Una vía estrecha, pues como lo demuestra la experiencia de países vecinos, atraer estas inversiones de largo plazo requiere estabilidad política y seguridad jurídica.

    Puede parecer irónico, pero las condiciones para un Estado más fuerte y con mayores recursos son también en gran medida las que traerán las condiciones apropiadas para la inversión privada: hay que aplacar a los intereses creados que hace demasiado tiempo imposibilitan el progreso en Paraguay.

    Leave a comment | Share on Facebook | Share on Twitter

  • last posts

  • Archives

  • Frontières

  • links

  • Paraguay


  •  

    © Design graphique et développement : www.mrcam.fr