• Contrataciones públicas, el PNUD, y la corrupción

    cropped_dncp.jpg

    El tema de la fiscalización de las actividades públicas es complejo y sensible en un país en que las sospechas de corrupción nunca están muy lejos. Las contrataciones por supuesto son una de las áreas donde el control es necesario. Medidas y precauciones previas, con las necesarias reglas y procedimientos que deben aplicarse, y fiscalización a posteriori a través de auditorías y controles que se pueden ejercer sobre operaciones realizadas.

    En este contexto, es muy delicado el problema apuntado por el actual director de Contrataciones Eduardo de Gásperi, en esta nota del diario ABC Color.

    Para el Programa de Fortalecimiento para el Desarrollo de los Centros de Justicia, la Corte Suprema, a través de un convenio, cedió al PNUD crear y mantener en funcionamiento una unidad de ejecución del programa de mejoramiento de la infraestructura edilicia del sistema judicial paraguayo. El presupuesto que maneja el organismo internacional para este efecto es de US$ 23.041.805.
    (…)
    Eduardo de Gásperi, titular de Contrataciones, califica como una pérdida de soberanía que las instituciones públicas le entreguen al PNUD el manejo de sus licitaciones, refiriéndose al caso de la Corte. Sostiene que los más afectados son los oferentes y la ciudadanía, quienes no pueden acceder a la información de los procesos de compra.
    Amparados en un acuerdo internacional de cooperación firmado en 1977 entre nuestro país y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), logran que algunas instituciones públicas cedan la tarea de realizar sus licitaciones al organismo internacional, totalmente al margen de la Ley 2051 de Contrataciones Públicas, explicó De Gásperi.
    (…)
    El funcionario sostiene además que cuando una licitación es manejada por el PNUD, automáticamente se sale del sistema natural de control por parte de los organismos del Estado. “Salimos del sistema, sale Contrataciones, sale Contraloría y sale la prensa, ya que no se tiene toda la información que está normalmente en el portal”, declaró.
    Aclaró que en ningún caso acusa que el PNUD no sea claro en su manejo, pero dijo que se violenta la cultura que se fue instalando en los procesos de compras que es la posibilidad de que cualquier persona tenga acceso a la información.

    El problema no es nuevo. Desde los años 90, a través del mismo tipo de convenio, las instituciones públicas paraguayas han realizado también numerosas contrataciones de personal, escapando de hecho a las reglas que rigen para los empleados públicos, tanto en términos de salarios como de estabilidad laboral. Puedo testimoniar de ello, pues he personalmente trabajado como asesor del secretario de planificación de 1996 a 1998 bajo el amparo de un contrato de esta naturaleza.

    Ahora, en ambos casos, la problemática es la siguiente. Escuché en muchas oportunidades el criterio según el cual dicho procedimiento era beneficioso precisamente en la medida que evitaba el manejo directo de fondos por las instituciones locales. El argumento se resumía en cierta forma a decir que en un contexto notoriamente corrupto y caracterizado por normas anticuadas e ineficientes, entregar la gestión de los fondos al PNUD limitaba los abusos y flexibilizaba las operaciones. En cierta forma, se pagaba una prima a terceros para evitar malversaciones y ineficiencia!

    Esto señala dos cosas. En primer lugar cabe preguntarse cuando llagará el momento en que la evolución del entorno institucional será suficiente para justificar que no se recurra más a dicha tercerización, como la llama De Gásperi. Nótese que desde la adopción de la ley 2051/03, el entorno institucional de las contrataciones públicas ha progresado de manera importante, ofreciendo a las autoridades y al público en general (prensa, empresarios, ciudadanos) herramientas para monitorear las operaciones de compra del Estado. De hecho, como investigador he tenido acceso irrestricto a los datos de contrataciones para fines de investigación.

    Lo más importante entonces es la pregunta de saber si no ha llegado el momento en que la supervivencia de la práctica de la tercerización, por ejemplo a través del PNUD, no está más bien frenando el proceso de apertura que vive el Paraguay. En este caso, ante de estar ayudando al control de la corrupción, dicho mecanismo podría ya haberse convertido en uno de sus últimos refugios. De hecho, el hecho que sea la Corte Suprema que lo utilice, dado la imagen muy degradada de dicha institución*, es un indicio que soporta esta hipótesis.

    * Aunque aquí quiero precisar que no pongo al mismo nivel todos sus integrantes, como ya lo mencionaba en dicho post anterior sobre el ministro Luis María Benítez Riera.

    Leave a comment | Share on Facebook | Share on Twitter

  • Construyendo capital social para limitar daños ambientales

    Agrotoxicos

    Aquí va una de estas noticias que pasan desapercibidas, pero que sin embargo tiene trascendencia porque significa que una comunidad logra destrabar un conflicto que afecta profundamente la vida de sus habitantes, mediante dialogo y negociación, ante que enfrentamiento y agravio.

    Labriegos de la comunidad de Yvy Pyta 1 (uno), de Curuguaty, Departamento de Canindeyu, llegaron a un acuerdo con la empresa Monte Verde, para que suspenda la aplicación masiva de productos tóxicos que afectan de sobremanera a los vecinos, en las plantaciones de soja, poniendo fin a un largo periodo de conflictos.
    (…)
    Carolina Álvarez, de la Dirección de Capacitación y Participación Ciudadana de SENAVE, señaló que “esta experiencia comunitaria fue sellada en el 2011, a través de un documento firmado, y es un claro ejemplo que debería llevarse en otras regiones que enfrentan este mismo tipo de conflicto”.

    Claro está, la ley ya prevé que no se debe cultivar a proximidad de cursos de agua, y también debería amparar a poblaciones expuestas a este tipo de intoxicación. Pero cuando, por debilidades institucionales, las leyes no se cumplan, normas informales e inversiones en “capital social” pueden ser el camino a seguir.

    Leave a comment | Share on Facebook | Share on Twitter

  • Extractive growth and natural resources

    Itaipu

    In a recent post, Daron Acemoglu and James Robinson discuss the conditions for extractive growth, putting in perspective cases such as Colombia and Syria, among others.

    “The second precondition for extractive growth is an elite that is not threatened by growth, creative destruction and some institutional opening. China started its rapid growth only when the new leadership under Deng Xiaoping decided that they could hold on to power — and in fact strengthen their power — while at the same time reforming economic institutions and encouraging economic growth. Many segments of the business and political elite in Colombia are similarly vested in economic growth — both because they own some of the businesses that will be the main beneficiaries of this growth and because, despite all of the electoral problems in many parts of Colombia, national politicians who deliver economic growth are more likely to get reelected. The situation in Syria is again very different. The Alawi elite has consistently opted for extreme repression and even shunned private-sector activity partly because they have seen any institutional opening or independent economic activity as inimical to their interests.”

    I think one additional element needs to be brought into the picture. Sticking to country narratives, take the case of Paraguay. This is a country in which one group, organized around the Colorado Party, privatized State resources for more than 60 years until they lost power in 2008. During that time, they used public sector employment and public procurement to reward friends and please their constituency. As a result, the country lingered for decades at the bottom of the Latin American class, with sluggish growth, weak institutions and outrageous corruption. One factor, however, shaped this story. As we wrote in this paper with my colleagues Emmanuelle Auriol and Thomas Flochel, Paraguay:

    “…enjoys a unique source of rent in the form of revenues from big hydroelectric dams shared with its neighbors Argentina and Brazil. The biggest one is Itaipú, on the river Paraná between Paraguay and Brazil. Until the Chinese Three Gorges dam was built, Itaipú was the largest hydroelectric power plant in the world. It has 20 turbines, 1 of which provides 90% of all the energy used in Paraguay. The rest is channeled to Brazil.5 In exchange, Paraguay receives every year an enormous amount of royalties, amounting to US$ 366 million in 2005 (resp. US$ 553 million in 2006), equivalent to 4.9% (resp. 5.8%) of GDP. This is approximately 50% of the total government tax collection (from VAT, custom duties, and corporate income, by order of magnitude).”

    The interesting fact is that not only did the dams’ money facilitate the type of corrupt redistribution mentioned above, it also meant that the rulers were able to disregard their taxation base. In other words, they did not need to have at least some successful entrepreneurs around, which they could tax to sustain their extractive institutions. Having a free flow of resources from an exogenous resource makes it possible for the elite to prosper while looting the private sector. There is thus no room for extractive growth as defined above.

    Now, coming back to Daron and James’ example, Syria has oil, and so does Yemen to a lesser extent. Not such a big surprise then that corrupt elites there can prosper in the absence of private sector development and growth. Note finally that this story fits well with more recent views of the resource curse story (see for example a synthesis here), where the exogenous abundance of a source of rent is thought to constitute an obstacle to development rather than a blessing, with the caveat that this is conditional on the quality of political institutions in place.

    Leave a comment | Share on Facebook | Share on Twitter

  • Paraguay: lo que leo y lo que me gustaría leer en la prensa

    cropped_diarios_py.jpg

    ¿Cómo informarse sobre los acontecimientos en Paraguay cuando uno está lejos? Bueno, esto presenta ciertas dificultades, por una serie de razones. Aquí está mi pragmática respuesta, resultado de años pasados rebuscándome en internet.

    Uno puede empezar por leer la prensa cotidiana, que hoy en día ofrece paginas internet actualizada en tiempo continuo. Yo empiezo por mirar el sitio de Ultima Hora. Dentro de todo me parece ser el más objetivo, en el sentido de no vehicular sistemáticamente una agenda ideológica. Como se puede notar en este blog, incluyo regularmente enlaces a este medio de prensa.

    Igualmente, le echo un vistazo a ABC Color. Si bien no presenta a mi gusto el mismo grado de objetividad que Ultima Hora, en particular sobre temas puntuales como ser todo lo que gira en torno a Itaipú o la orientación política del gobierno actual (ver por ejemplo este post), en los cuales mantiene una postura ideológica sistemática a veces casi absurda, su larga tradición en proveer información aún le hace digno de atención. (Bueno, para ser completo, digamos que se puede obviar el editorial; la última vez que logré terminar uno fue hace 16 años…).

    Existen otros sitios, como por ejemplo el de Radio Viva, donde se encuentran notas (y sonidos!) un poco más originales. Aquí, un post mío reciente sobre une información encontrada allí.

    Finalmente, uno puede echarle un vistazo a la recientemente creada Agencia de Información Pública IPParaguay. El sitio es de buena calidad y completa de manera interesante la información disponible en medios privados (ver este post por ejemplo). Mi problema con este sitio es de naturaleza técnica, ya que su estructura le impide a uno incluir enlaces a artículos específicos. Esto es desastroso en términos de difusión secundaria de la información, que tanta importancia tiene con el internet (o sea para hacerlo más claro, no puedo poner en una nota de blog un enlace directo a un artículo de IPParaguay!).

    Por supuesto, estoy muy abierto a sugestiones de otras fuentes de información periodísticas (en una nota futura comentaré sobre blogs y fuentes de información visual, sean fotografías o videos).

    Ahora bien, aquí está mi problema. Estos medios proveen información factual (aunque no siempre debe tomarse todo al contado), pero tienden a ser pobre en términos de análisis. Muchos artículos son (muy) cortos, carecen de reflexión o de puesta en perspectiva de la información. Bastante raros son los artículos de investigación, que profundizan un tema de sociedad. Cuando eso ocurre, trato de notarlo, como lo hice por ejemplo con esta nota sobre el impacto del impuesto inmobiliario sobre el desarrollo urbano en Asunción.

    Uno puede imaginar que al debatirse sobre problemas de tenencia de tierra por extranjero, se compararía con la situación de países vecinos, como empezé de hacerlo brevemente aquí, o mejor aún, se haría un reportaje en la frontera Este visitando a la vez a empresarios sojeros, vecinos afectados por dicha situación, etc. De la misma forma sobre problemas económicos, muchas veces estos diarios se hacen eco de notas del Banco Central o de algún ministerio que proveen cifras sobre las creaciones de empresas o el hecho que se radican nuevas inversiones. Sin embargo, aún estamos esperando investigaciones periodísticas que combinen estas informaciones con visitas a estos empresarios, relatando experiencias y dificultades, puntos de vista genuino de ellos, etc., a la manera de los grandes medios de prensa que se encuentran en todo el mundo.

    El New York Times por ejemplo publica excelentes artículos de este tipo; aquí una nota reciente que ralata la experiencia de Andrew Rugasira, un negociante en café de Uganda, y su historia de conquista de mercados externos. En Arroyos y Esteros existe desde 1975 una cooperativa de café comercio justo. A cuando una encuesta similar en un periodico nacional, que nos detalle los pormenores de dicho emprendimiento y lo que nos revela de la lucha diaria de los campesinos en un país comme el Paraguay, entre las dificultades propias a su entorno y las exigencias de los mercados externos?

    En un formato generalmente más compacto, El País Internacional también tiene notas de calidad sobre diversos temas latinoamericanos. Estos no son sino unos pocos ejemplos de lo que me gustaría descubrir en la distancia. No sé si el problema es la demanda (no le interesaría al lectorado) o la oferta (no existen periodistas especializados en investigación), o simplemente la desidia de parte de los dueños de medios de prensa. En todo caso, el debate público en Paraguay ganaría mucho al imponerse un verdadero periodismo de investigación. Quizá haya aquí una buena razón para becar los más brillantes estudiantes de periodismo, para que puedan aprender de las mejores escuelas a nivel internacional. Un país que progresa no sólo necesita de ingenieros, economistas, profesores y médicos, pero también de buenos periodistas.

    Leave a comment | Share on Facebook | Share on Twitter

  • Caminos rurales y desarrollo

    Ruta_Concepción

    Interesante el programa de mantenimiento de caminos rurales descrito en este artículo del diario ABC, por dos razones principales. En primer lugar, por los efectos esperados sobre la pobreza del mejoramiento de las vías de comunicación, a través del acceso a los mercados, la reducción de los costos de transportes con sus consecuencias de reducción de los precios de los insumos agrícolas y de mejoramiento de los precios, el aumento de las oportunidades laborales y de los sueldos, así como también el incremento de las tasas de escolarización de los niños de zonas alejadas y el mejor acceso a los centros de salud.

    Ahora, está claro que todos estos beneficios potenciales no son automáticos. Dependen en gran medida de cómo y dónde se realizan las obras, y también de las características del ambiente, como ser por ejemplo la disponibilidad de servicios públicos de educación y de salud de calidad decente, de medios de transporte, incluyendo los públicos, etc. Este artículo del 2008 de Dominique van de Walle (en inglés) resume lo que se sabe en base a las evaluaciones existentes, y de hecho subraya la escasez de evaluaciones de buena calidad sobre el tema. Excelente razón para no olvidar de prever una evaluación rigurosa del programa paraguayo.

    El otro elemento que resulta interesante aquí es la implementación a través de microempresas locales, que además resultan ser asociaciones sin fines de lucro. Esto es claramente innovador en cuanto a inversiones en caminos rurales, y hace aún más interesante una eventual evaluación, pues aquí se busca sumar un canal de creación de empleo local. Hay varias dimensiones que son importantes, incluyendo por ejemplo la calidad de los trabajos, la capacidad de reacción de empresas locales en caso de necesidad, y el costo. No se puede afirmar de antemano que dicha opción es la mejor, y por otro lado aunque resulte muy favorable, no se podrá argumentar por su validez sin evaluación seria.

    Leave a comment | Share on Facebook | Share on Twitter

  • Desarrollo industrial

    Py_export

    En un artículo sobre compras publicas en el Paraguay durante el periodo 2004-2007, escrito con colegas míos, refería en cuanto a la estructura productiva paraguaya en dichos años:

    Unos pocos productos sin procesar constituyen su limitada base de exportación: 50% de todas las exportaciones se concentran en 3 productos tradicionales (soja, algodón y carne); agregando otros productos casi sin procesar , se sube al 90% del total de las exportaciones.

    Cinco años después parece que se está progresando lentamente hacia el desarrollo de una industria de procesamiento intermedio que pueda agregar valor a la producción agro-ganadera de base. Esto es lo que explica este documento del CADEP:

    Una mirada de las exportaciones de los productos industriales del Paraguay
    Desde 1994 hasta la fecha, los datos de las exportaciones del Paraguay demuestran que lentamente los productos agrícolas primarios van siendo remplazados por productos industriales en la estructura exportadora del Paraguay. Entre 2001 y 2005, los productos primarios tenían una participación promedio anual del 52% en el total de las exportaciones. Entre 2006 y 2010 la participación de productos primarios disminuyó a un 45% promedio anual, mientras que la participación de los productos industriales aumentó a un 54% promedio anual.
    Este artículo se centra en el análisis de los tres principales productos industriales de exportación del país: Carne Congelada, Aceites Vegetales y Químicos. El autor de este articulo concluye que: 1) Desde el 2001 las exportaciones de aceites vegetales y productos de carne congelada explican el mayor crecimiento de las exportaciones de productos industriales paraguayos, 2) Las exportaciones de productos industriales a los Países Asociados al Mercosur han aumentado significativamente, 3) Las exportaciones de productos químicos han tenido una aumento importante, especialmente al interior del bloque comercial y 4) Los datos de las exportaciones del Paraguay demuestran que se está avanzando por el camino de la industrialización de los recursos naturales. Este comportamiento proporcionaría un camino estable para el crecimiento económico del país.

    Aún así me gustaría ver datos de un censo industrial reciente que respalden estas conclusiones.

    Leave a comment | Share on Facebook | Share on Twitter

  • last posts

  • Archives

  • Frontières

  • links

  • Paraguay


  •  

    © Design graphique et développement : www.mrcam.fr