• Removiendo símbolos de la dictadura

    Otro de estos momentos que por poco pasan desapercibidos: el miércoles 7 de diciembre del 2011, se retiró de la entrada del IPS la placa recordatoria del gobierno de Stroessner (ver Ultima Hora).

    Llama la atención por un lado el tiempo transcurrido, 22 años, entre el fin de la dictadura y esta decisión! Llama también la atención el hecho que muchos aún se sientan agraviados por semejante acto, como se desprende de los comentarios del artículo referenciado arriba.

    Pero también es estimulante la idea expresada por el iniciador del pedido, el doctor José Bellasai, para transformar símbolos negativos en otros positivos:

    “Su idea es que una vez que todas las placas sean retiradas, se realice una obra recordatoria de las víctimas del stronismo, que podría estar en el Parque de la Salud y que allí se utilicen las piedras grises, que fueron talladas en una época de opresión en Paraguay.”

    Se inscribe este acto en el marco de los progresos difíciles del gobierno actual hacia el reconocimiento y la enmienda de los errores del pasado, un proceso que igualmente ha sido largo y complicado en los países vecinos después de los abusos de las dictaduras militares de las décadas del 70 y 80. Un acto cuya trascendencia es a mi sentido fundamental. Dar señales que no se apañan prebenderismo y símbolos de corrupción sólo puede hacer la tarea de reconstrucción del Paraguay más fácil.

    A título personal, me hace recordar el tajý Stroessner, en la localidad de Juan León Mallorquín, Alto Paraná donde viví 5 años. Dicho majestoso árbol estaba adornado en su pié de la inevitable placa a nombre del dictador. En la noche del golpe del 3 de febrero 1989, se le puso fuego, en un intento de abatir lo que representaba, pero sin éxito dado la fuerza de su mata. Aquí también, pasarían varios años antes que se remueva la placa.

    Quizá uno pueda relacionar el grado de modernización y de transparencia de una institución con el tiempo que necesita para remover símbolos de un pasado negro…

    Leave a comment | Share on Facebook | Share on Twitter

  • “Todos somos corruptibles”

    Quiero destacar lo importante que son las palabras del Presidente Lugo en la apertura del II Foro de Lucha contra la Corrupción, que se desarrolla en el Hotel Excelsior, de Asunción (ver articulo de Ultima Hora).

    Importantes porqué? Pues, marcan un reconocimiento fundamental en cuanto a la naturaleza de la corrupción, que se adecua a lo que nos enseñó la investigación en economía en los últimos 20 años: la corrupción es antes que nada el fruto de incentivos, reglas y mecanismos de control inadecuados. No sólo es resultado de condiciones culturales e históricas. Por lo tanto, se abre también la posibilidad de políticas efectivas contra este flagelo. Lo mismo vale para el tema cercano de los conflictos de intereses que comenté en un post reciente.

    Como también lo noté aquí haciendo referencia a los trabajos pioneros de Susan Rose-Ackerman de la universidad de Yale, las políticas anticorrupción no pueden centrarse únicamente en problemas de moralidad. No se debe creer que colocando personas honestas en puestos claves es suficiente para eliminar prácticas corruptas o mitigar el impacto de conflictos de interés. Los incentivos son claves, y reconocerlo, diciendo que “todos somos corruptos”, es abrir un camino para medidas más efectivas.

    Leave a comment | Share on Facebook | Share on Twitter

  • ¿Conflicto de interés?

    Resulta llamativa la noticia de la reedición, pour más de 250 mil dolares, del álbum gráfico “El Paraguay en doscientos años”. Que intelectuales y autores paraguayos tengan la oportunidad de colaborar en semejante obra, y que se le dé publicidad en el marco de los festejos del bicentenario de la Independencia Nacional, es sin dudas buena noticia.

    El problema aquí es el claro conflicto de interés (la interferencia entre una misión de servicio público y el interés privado de una persona involucrada en dicha misión; nótese que dicho “interés privado” no solamente puede ser monetario) que ocurre, al ser el principal coordinador y autor del proyecto también director de la institución pública (la Itaipú binacional) que financia dicha reedición, en condiciones de costo que no pueden dejar indiferente.

    Según el diario Ultima Hora (ver articulo):

    “El mencionado documento especifica que dentro de los 7.000 ejemplares se incluyen 100 libros encuadernados en cuero, con relieve, dando de esta manera un mayor lujo a la ya muy costosa obra.

    Se establece además el costo de USD 258.939, que al cambio actual asciende a G. 1.121.166.900.

    La enciclopedia tiene 1.016 páginas, con tapa impresa en papel ilustración mate 150 gramos, a cuatro colores, más plastificado mate Prolan, a un lado, según las especificaciones de Mercurio.

    La descripción del trabajo gráfico señala, además, que el interior está impreso en papel ilustración mate 115 gramos, a cuatro colores, en un tamaño de 30 x 40 centímetros.

    Todo ello refilado, doblado, cosido y entapado en encuadernación de lujo.

    Se agrega, además, la hoja guarda impresa en papel ilustración mate 150 gramos, a cuatro colores, más plastificado mate a un lado refilados.”

    Seamos claro, aquí no estamos hablando de enriquecimiento personal, sino de algo más fundamental que tiene que ver con las condiciones a las que deben conformarse empleados públicos y políticos electos en cuanto a potenciales conflictos de interés. Esto solamente podrá resolverse con dos obligaciones básicas:
    – declaración pública de bienes al iniciar y terminar mandatos, y
    – declaración pública de potenciales conflictos de interés que resultan de colaboraciones o interacciones pasadas o presentas con instituciones o individuos.
    Esto debe combinarse con una clara definicion de las incompatibilidades para parlamentarios y funcionarios públicos. Finalmente, deben otorgarse a la(s) agencia(s) encargada(s) de velar por estas obligaciones poderes de prosecución adecuados.

    Para los que leen Francés, recomiendo la lectura del libro de Martin Hirsch, que desarrolla con mucha claridad estos temas, y muestra a la vez que problemas de estos no son exclusivos de países en desarrollo como el Paraguay! De hecho en estos dias, el senado francés discute de posibles evoluciones en esta materia, y queda claro que hay mucho por hacer cuando uno se da cuenta que en este país, un senador no tiene derecho de estar asociado a una universidad para enseñar la ley, pero si puede ser consejero de una empresa privada que apunta a modificar dicha ley!

    Leave a comment | Share on Facebook | Share on Twitter

  • El proyecto Metrobús

    Alrededor del proyecto de construcción del Metrobús giran todo una serie de temas que bien podrían motivar un curso de economía del desarrollo entero.
    Primero va el tema de la necesidad de invertir en infraestructura, en el contexto de una ciudad cuya red de transporte es dramáticamente deficiente. Rutas en estado pésimo, servicio de transporte publico de otro tiempo, todos los indicadores están en rojo. Basta seguir días tras días la letanía de los accidentes y otros percances que ocurren por las rutas, los heridos y muertos del tráfico en la capital (en una época manejaba una cifra, leída en la prensa, de alrededor de 60 personas fallecidas por causa directa del sistema de transporte en Asunción, pero si alguien tiene una versión actualizada de esta cifra me gustaría saberlo!). No caben dudas que esto es una de las grandes tareas pendientes de las autoridades paraguayas.
    Segundo está el caso de escuela de la regulación del servicio de transporte. Tenemos hoy en día bastante evidencia que muchas de las falencias en los sectores de infraestructura tienen su raíz en la mala “gobernabilidad” de los mismos. Por eso entendemos en particular el hecho que los reguladores no gozan de la necesaria autonomía con respecto al gobierno, o peor aún el hecho que pueden ser capturados por representantes de las empresas que tienen que regular (ver la excelente columna de Alfredo Boccia al respecto). Por ejemplo, en mi trabajo con J.Luis Guasch y Jean-Jacques Laffont, hemos mostrado que en America Latina desde los años 1990, hubo muchísimas renegociaciones de concesiones de agua y transporte y que en muchos casos estas pueden ser explicadas en gran parte por regulaciones inadecuadas y otras falencias de los reguladores.
    Finalmente, está la dimensión de economía política, o como la agenda privada de los responsables políticos, en este caso esencialmente en el parlamento, puede trabar un proyecto cuya necesidad es probablemente indiscutible, y que ya cuenta con financiamiento externo en condiciones muy favorables por parte del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Esto por supuesto tiene que ver con el punto anterior, pues los politicos son los que tienen que definir la forma en que se regulan estos sectores.
    Otro testigo de las carencias de estos políticos es el hecho que categorías de usuarios y comerciantes del Mercado 4 y del mercado de San Lorenzo, que sin dudas podrían salir beneficiados, en realidad se manifiestan en contra del mismo. Dos condiciones básicas faltan aquí: en primer lugar se debe consultar a los grupos potencialmente afectados de manera a entender el impacto real y percibido sobre sus quehaceres cotidianos; en su defecto, grupos que no se sienten asociados expresarán descontento y esto pondrá en peligro la viabilidad del proyecto, como se ha observado de manera más general con las privatizaciones en America Latina (hemos estudiado esta problemática con colegas míos utilizando datos del Latinobarometro en este articulo). Segundo, se deben definir las compensaciones adecuadas, basadas en la idea que si el proyecto genera una ganancia para la sociedad, parte de este incremento puede destinarse a compensar grupos afectados de manera a que nadie termine perdiendo.
    En fin, aquí hay material para todo un semestre de clase en economía del desarrollo. Mientras tanto, a empujar!

    1 Comment | Share on Facebook | Share on Twitter

  • last posts

  • Archives

  • Frontières

  • links

  • Paraguay


  •  

    © Design graphique et développement : www.mrcam.fr